¿Seguro que no se les ocurrió a ninguno de los dos?

Cosas de aquí y de allá

Un poco de educación (II)

with 8 comments


Según el último informe de educación de la O.C.D.E., seguimos a la cola de los países de nuestro entorno en lo que a gente con estudios básicos se refiere. Exactamente igual que si cogemos el de hace un año, dos años, cinco años, diez, quince o los que nos de la gana: las cifras son las mismas. De uno a otro siempre hay pequeñas variaciones, pero siempre rondamos el 30% de fracaso escolar en la etapa obligatoria.

Es un tema preocupante, y para tratar de solucionarlo se han hecho muchas cosas.

  • Se ha reformado el sistema unas cuantas veces, para que siga todo igual porque no hay mucho que rascar.
  • Se ha echado mano de todo tipo de tecnologías, diseñadas por gente que no entiende su función para que las utilice gente que no entiende cómo funcionan.
  • Se hacen pruebas que estimulen la competencia entre centros públicos y privados para mejorar, para lo cual se dan estos resultados de manera incompleta y con un uso claramente político.
  • Se aplican los mismos criterios de productividad y calidad que en las empresas, pero si no funcionan en un sitio es difícil que funcionen en otro.

En resumen, se invierte un montón de pasta, igual de mal que en otros países, para tratar de mejorar estos resultados y los números son siempre los mismos. ¿Qué es lo que pasa?: ¿Nuestro sistema es tan diferente?, ¿los contenidos son más difíciles?, ¿es un problema del idioma?, ¿somos más burros que los demás o qué?

Creo que la única respuesta posible a todo lo anterior es NO. Solo hay una manera eficiente de mejorar estos resultados, de reducir el fracaso escolar, pero hay que ver las cosas en perspectiva:

Estudiar, como casi todo en este mundo, requiere un esfuerzo. Simplemente para estar atento en clase tratando de comprender lo que te están contando hay que esforzarse, mirando al muñeco que está hablando sin tratar de comprender lo que está diciendo no sirve de nada, aunque algunos piensen lo contrario(en E.S.O. no se puede poner un 0, porque se supone que solo con estar ya se les queda lo suficiente como para sacar un 1). Y hace falta un esfuerzo aún mucho mayor para ponerse a estudiar en casa y hacer los deberes con todas las tentaciones que hay alrededor: consolas, reproductores, ir a la nevera a ver que hay, pillarse viendo como gira la lavadora, observar el crecimiento de las uñas de los pies, y un largo etcétera que todos conocemos.

El problema es que todo esfuerzo necesita un estímulo positivo para que lo realicemos: follar mola, pero es cansado y si no tuviese un placer asociado la raza se habría extinguido hace mucho tiempo. Pero, salvo en este caso y en otros cuatro contados (hay que pensar bastante), no todo el mundo coincide en lo que es un estímulo positivo, como por ejemplo las notas. O un futuro infinítamente lejano.

Como estímulo se les vende que el estudio es algo importante que sirve para tener un futuro mejor, y lo hacen principalmente los padres y el estado (los profesores también, pero prestan la misma atención que al resto de cosas que se les cuenta), pero es curioso ver de que forma:

Los padres del alumnado repetidor típico dan al estudio tanta importancia como sus hijos o menos: ……que como me viene bien para los días que tengo de vacaciones vas a faltar a clase una semana….. ….que no entiendo para que te hacen aprender estas cosas…… Claramente están vendiendo que sus vacaciones son más importantes que estudiar algo inútil y sinsentido. Buena venta.

La venta del estado también es buena: un ejemplo es que repetidamente nos recuerdan que el 40% de los titulados superiores realiza trabajos por debajo de su capacidad. El mensaje es: para que estudiar si vas a acabar en el mismo sitio. Buena venta también. De todas maneras me gustaría saber cuantos están realizando un trabajo por debajo de su capacidad y cuantos están haciendo un trabajo acorde pero con un contrato de categoría inferior. Seguro que el porcentaje se reduciría bastante (hasta un nivel razonable, porque hay titulados que tendrían serios problemas si no se hubiesen inventado los zapatos sin cordones. Claro que muchos de ellos se dedican a la política, donde últimamente parece que la capacidad estorba)

También se podría hablar del resto de la sociedad, los medios, y un montón de actores más, pero me estoy desviando de el tema que es la motivación para que se saquen por lo menos el graduado.

Como he dicho antes, lo que hace falta es un estímulo adecuado, que reconozcan como estímulo, y ¿cuál es el ESTÍMULO del sistema?: el dinero: un sueldo para estudiantes.
Como idea, no es algo nuevo. Aunque tampoco se ha oído hablar mucho de ello, excepto en conversaciones cotidianas en las que se rechaza inmediatamente por considerarse una estupidez. Pero dedicándole un tiempo se convierte en algo interesante y casi lógico.

Porque el tema no es dar pasta sin ton ni son, sino ver bajo que condiciones, que coste tendría y que razones hacen pensar que sería efectivo, luego experimentar y comparar resultados.

Empezamos por unas condiciones para empezar el experimento:

  • Alumnos de E.S.O.
  • Sin materias suspensas. Se haría una revisión trimestral de las calificaciones.
  • Menos de 3 faltas sin justificar en 15 días.
  • Menos de una amonestación en 15 días (y me parece mucho, pero un calentón en un momento duro lo puede tener cualquiera)
  • Solo alumnos de centros públicos. En otros no tiene sentido.

Estas condiciones son bastante razonables, así que vamos a por el siguiente punto: ¿pero esto cuánto cuesta?

En mi opinión, para una persona de 12 a 16 años, en los centros en los que me muevo, una cantidad de 10 € a la semana es razonable (un poco rácana pero razonable) Aunque haciendo cálculos serios se podría multiplicar sin mucho problema, como veremos más adelante.

Por supuesto esta cantidad tributará, y dependiendo de los ingresos familiares se devolverá o no. Para los cálculos que he hecho se empezaría a devolver parcialmente cuando los ingresos superen los 2.000 €/mes (30% de las familias) y se devolvería completamente si superan los 2.500 €/mes (17% de las familias)

Si nadie suspende, ni falta a clase, ni es motivo de queja, las cuentas quedan así:

Sueldo alumno (€/año) 360
Alumnos eso 2008-09 1.210.357
Total 435.728.520
Devuelto I.R.P.F. (>2500 €/mes) 121.743.573
Devuelto I.R.P.F. (2000<2500 €/mes) 4.419.946
Total, tras devoluciones 279.565.001

La verdad es que esto parece una burrada. Vamos a verlo solo para la comunidad de Madrid:

Alumnos en Madrid 124.362 (10,27%)
Total anual (€) 28.724.800

Que sigue pareciendo bastante, pero si tenemos en cuenta que la próxima visita del Papa le va a costar a la comunidad más de 25 millones de € (dejo dos enlaces: uno y otro), creo que es una cantidad más que asumible.

Y se puede comparar con otras cosas, por ejemplo el cheque bebe. Han sido 2.500 € por niño independientemente de la renta y de sus méritos académicos futuros, y durante estos años ha supuesto un coste de de más de 2.700 millones de € (no he podido encontrar la cantidad exacta). Habría dado para aplicar este experimento durante 10 años, o 5 doblando la cantidad. Tal y como se ha hecho solo ha durado 3 años y medio.

También se podría comparar con las partidas destinadas a las medidas comentadas al principio, con las que seguro que habría para triplicar la cantidad que propongo, pero por más que he buscado no he encontrado datos que me pareciesen fiables.

En fin que económicamente es viable, se gasta bastante más en gilipolleces diversas y en ayudas que en último termino van destinadas a los de siempre, porque mucha gente habrá utilizado las ayudas para comprar un coche, hacer una reforma, … en fin que simplemente han actuado de intermediarios.

Y por fin el último punto, ¿esto funcionaría?

Quizá es cuestión de fe, pero estoy seguro de que sí. Además seguro que incrementaría los matriculados en etapas posteriores, porque cuando el cuerpo se acostumbra a hacer algo, le cuesta dejar de hacerlo. Incluso es posible que haya más que lleguen a sacar placer del estudio en si mismo. Todo sería cuestión de ponerlo en práctica.

Pero al final no se hará, porque es un caso más en el que el dinero no va a quien se quiere que vaya ni se usa para el uso que se le quiere dar.

Anuncios

Written by Paco Andrés

24 octubre 2010 a 08:57

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Jajajajajaja, me ha encantado el tono usado para este tema. Se nota que te pilla de cerca 😉

    Ya te comente en su momento que aunque a primera vista me parecía descabellado, una vez razonado podría tener su razón de ser. Lo único (que también comentas) es que con la cantidad de dinero que maneja hoy en día un niño esos 10 euros se los pasa por el forro de los mismísimos.

    Respecto a realizar un trabajo acorde a su capacidad pero con un contrato de inferior categoría, explícale tu (o explícamelo a mi 😉 que va a realizar un trabajo de médico pero va a cobrar como un enfermero. Si no me pagan acorde a lo que hago, casi prefiero ni hacerlo, porque también hay que asumir que el médico tiene mas responsabilidades. Igual no es escogido el mejor sector como comparación ya que el médico está colegiado y no puede operar un enfermero. Lo he hecho para no hablar de la informática 😉

    Lo mejor del texto sin duda… el comentario de los zapatos sin cordones 😉 Cuantos titulados me vienen a la cabeza!!!

    Kutxo

    24 octubre 2010 at 11:31

    • Lo de currar con un contrato de menor categoría se ve mucho en las ingenierías (y en informática bastante, no me digas que no) donde hay mucho titulado superior haciendo su trabajo con un contrato de técnico. Lo único es que no asumen las mismas responsabilidades, ya que el que firma es otro, que generalmente no hace nada más que firmar.
      Y si la cosa no funciona, están los seguros de responsabilidad civil. Paga el seguro, se echa a quién de verdad hizo el proyecto a la calle y a seguir firmando.
      Y si nos vamos a la gente con un doctorado, son todos los que trabajan en la empresa privada. Sé que este es un caso especial, pero a la hora de hacer cifras también se cuenta.

      Paco Andrés

      24 octubre 2010 at 20:08

  2. Joder, con el anti capitalista, pagando pasta por formarse… jajajaja
    Ya te digo y si me hago un master MBA que me suelten uno o dos kilos… jajaja

    Como dice un compañero del curro, BUENA PAGA Y VACIONES, LAS MEJORES MOTIVACIONES…

    Si, esto tambien creo que habria que aplicarlo al tema del reciclage, suelta pasta si quieres que recicle.
    Antes me pagan un duro si llegaba el casco…
    Ahora buscan en la basura para ponerte una multa…. Nos llenan el metro de publi para que ahorremos agua, y mientras el sistema de alcantarillado perdiendo miles de litros, o la tuneladora gastando litros y litros…
    tambien te doy tarifas:
    1 kilo de papel 1 €
    1 kilo de cristal 2€
    1 kilo de organico 0.30 €

    Willy

    25 octubre 2010 at 01:00

    • Sin llevarlo al extremo, como lo que cuentas del máster, creo que debería estar claro que dentro de un sistema hay que adaptar soluciones consistentes con él si no se quiere caer en contradicciones. También se puede cambiar el sistema 😉

      Lo del reciclaje daría para una entrada muy larga. Quizá algún día me anime y la haga. Pero hay mucha tela. Y por supuesto, tal y como está planteado, es una estafa.

      P.D.: Willy, pasa el corrector ortográfico, porfa. Que ya que está……

      Paco Andrés

      25 octubre 2010 at 16:31

  3. Aunque no creo que obrara milagros como única medida, creo que merece bastante la pena discutirlo… Más aún: cuando un muchacho cree realmente problemas en el centro, multazo al canto a los padres. Supongo que su motivación para educar bien a su hijo crecería…

    Creo que se está empezando a retroceder en la importancia de la motivación que hubo hace unos años. Cada vez se oye más la palabra “esfuerzo” como sinónimo de “sacrificio”, cuando no es igual. Como bien dices, follar es un esfuerzo, no un sacrificio. Hay ciertas resonancias católicas en esta historia: los chavales ya no tienen espíritu de sacrificio, etc. etc. La naturaleza humana no cambia tan deprisa, las circunstancias sociales sí… y las motivaciones para estudiar, también.

    Cuestiones relevantes: ¿se da el dinero a los niños o a los padres? ¿se ponen esos requisitos tan básicos, o se aprieta un poco las tuercas? Y no alucinemos con lo que gastan los niños, en un barrio popular de Madrid, 10€ más a la semana está bien.

    Javi

    25 octubre 2010 at 13:34

    • Has dado en el punto g de la cuestión: esfuerzo-recompensa.
      Lo sorprendente es que estos últimos años la cosa no fuese tan grave, ya que con la burbuja inmobiliaria un chaval de 17 podía ganar una burrada haciendo unas cuantas horas extra. Y me puedo imaginar que con 17 años y 2000 eurazos al mes eres el rey del mambo. Como para seguir estudiando.

      Lo del multazo es algo que existe para el absentismo, pero se aplica bastante poco. Conozco (por la prensa, todo hay que decirlo) casos que se han dado en Cataluña, pero no he oído que se haya llegado a aplicar en otros sitios. Y en los muchos casos de absentismo que he conocido en los centros en los que trabajado no se ha hecho nunca nada. Todo llega a manos de la mesa de absentismo y ahí se pierde: se han movido un montón de papeles, has perdido tiempo rellenando informes, asistiendo a reuniones, y el alumno/a sigue faltando a clase y no parece que, por encima de un cierto nivel, nadie haga nada.

      Lo de las cuestiones relevantes se puede tratar. Pero esto es un esbozo, no querrás que esté más detallado que un proyecto de ley 😉

      Paco Andrés

      25 octubre 2010 at 16:47

  4. Pues me gustaría que entraras en detalle, así que añadiré algunas cuestiones a tu propuesta, a debate:
    – Dudo mucho que esta medida pueda implantarse por ley si no es de aplicación universal, como le sucedía al cheque bebé que mencionas en alguna parte, por mucho que nos tiente la idea de recompensar sólo al más desfavorecido económicamente (atento, para empezar, al artículo 14 de la Constitución). Sólo planteas aplicarla en centros públicos, y además que cada familia devuelva toda la pasta o parte de ella en función de sus ingresos. Si la medida que propones no es otra cosa que una recompensa al alumno que cumpla con sus deberes, no veo razón para no pagar a un alumno que haya cumplido y que tenga la mala suerte -en este caso- de que sus padres tengan pasta. Recuerdo que el fracaso escolar afecta a todos los grupos sociales, aunque sea en proporciones distintas.
    – Para clarificar un poco lo anterior, es importante responder a la pregunta que hace Javi ¿se paga a los niños o a los padres? Sospecho que si no se paga directamente a los niños seguirán sin currar mucho, aunque algún padre, ávido de dinero, se esmere en la educación de su hijo.
    – Siguiendo con tus condiciones iniciales, aprobar todo, cumplir con las asistencias quincenalmente,etc, te ocupas de cuánto se les puede pagar y no me queda claro el cuándo. Si se paga a los niños a final de curso, cuando se pueda comprobar que han cumplido con las condiciones iniciales, la recompensa parece muy lejana (un curso a esa edad es mucho tiempo y otra gran ausente es la paciencia). Por otra parte, si es un pago fraccionado(los 10 euros a la semana a partir de que pasen los primeros examenes) se corre el riesgo de que decidan hacer lo justo para cobrar unas semanas solamente, en función de si en ese momento prefieren tener más dinero o tocarse los huevos una temporada. Esta medida sólo tiene sentido si el alumno la sigue hasta el final, si la cumple a medias las estadísticas de fracaso serían las mismas y, además, se habría perdido dinero.
    -Para terminar, tengo curiosidad por saber cómo se llevaría a cabo esta medida en las distintas comunidades autónomas, que tienen competencia en educación: Si se aplicaría antes en unas que en otras, si se mantendría la misma cantidad de dinero o se pagaría más a un alumno de Madrid que a uno de Galicia,etc.

    Seguiremos en un bar con unas cervezas, que es lo suyo.

    victor

    28 octubre 2010 at 10:45

    • Bueno, Victor, voy a intentar responderte. Tarde, pero lo voy a hacer.
      Lo de la aplicación universal no tiene porque ser así, de hecho hay montones de ayudas, subvenciones y demás, que siguiendo ese razonamiento deberían de serlo y no lo son.
      Pero bueno, pongamos que se hace de manera universal para respetar el espíritu de igualdad que aparece en algunos artículos de la constitución y se hace para todos. Aún así lo devolverían en forma de impuestos, ya que son ingresos de la unidad familiar, se tienen que declarar y acabarían devolviéndolo. Pero yo creo que es mejor simplificar los trámites en algunos casos, se ahorra dinero, tiempo y recursos que pueden ser empleados en otras cosas.

      El cuándo, no lo había pensado. Dándole vueltas me parece que lo más lógico sería de manera semanal en el primer curso para terminar siendo de manera mensual en el último. De manera que se adapte a la evolución de su visión de futuro.

      ¿A quién? Lógicamente al alumno.

      Y la última pregunta me imagino que no es para mí, porque yo no puedo tener ni idea de como lo implantaría la Espe.
      Pues eso, a ver que pasa con las cervezas.

      Paco Andrés

      6 noviembre 2010 at 13:22


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: