¿Seguro que no se les ocurrió a ninguno de los dos?

Cosas de aquí y de allá

Banca pública sí, pero no así.

with 4 comments


Parece que lo que fue imposible con el gobierno anterior lo va a ser con éste: la creación de una banca pública.

¿Cómo?, os preguntaréis escandalizados. Pues sí, parece ser que es uno de los temas que ha salido en las reuniones que nuestro futuro presidente (apoyado por la abrumadora mayoría del 30% de los votantes) tuvo con los principales banqueros nada más conocerse los resultados de las elecciones (los cuales son los más indicados para decirnos cómo salir de la crisis, ya que ellos avisaron de ésta iba a ocurrir y ocurrió porque en ningún momento se hizo nada de lo que ellos decían)

Esta opinión también es apoyada por el gobernador del BE, Miguel Ángel Ordóñez, según sus declaraciones del 6 de diciembre.

Y esto sería una buena noticia si no fuese por la idea que tienen estos de lo que debe ser una banca pública. Su idea de banca pública es la creación de un “banco malo”.

Es decir, una banca pública para comprar todos los activos tóxicos de las entidades financieras del país, pagándolos con deuda pública o en efectivo.

Su razonamiento es simple: al deshacernos de estos activos que no podemos mover (porque desmaquillarían nuestros magníficos balances con los que vendemos tanto humo) a cambio de liquidez o productos que sí son vendibles en los mercados secundarios, tendremos otra vez pasta para dar créditos y reactivar la economía.

Y como casi todos los razonamientos neoliberales es simplista y muy localizado, se reduce al mundillo de unos pocos.

Ampliando el análisis un poco más se llega a la conclusión de que es un auténtico golpe de estado financiero.

El primer punto del tema es el siguiente: el estado (nosotros) nos quedamos con unos productos que no valen el papel en el que están escritos (en el mejor de los casos van a tener una rentabilidad inferior al euríbor) a cambio de deuda pública (que está garantizada y ahora mismo tiene una rentabilidad muy alta) o de pasta (que las entidades financieras utilizarán para invertir en deuda pública o algún producto arriesgado de alta rentabilidad que no tendrá que ver con los préstamos) En resumen, es darles dinero de verdad a cambio de billetes del monopoly, diciéndoles que cuidadín con lo que hacen y guiñándoles un ojo. Porque son unos picaruelos.

La siguiente cuestión es, ¿de cuanta pasta estamos hablando? Ni idea. Yo creo que no lo saben ni ellos, porque es todo tan opaco que les pasa lo mismo que a mí cuando guardo algo muy bien: no lo vuelvo a encontrar. Pero yo creo que no ando muy desviado si digo que será por encima de los 100 mil millones.

Es decir, un aumento brutal del déficit del estado que se soluciona con más recortes.

Recortes que nos llevarán a la sanidad de pago (o, con el eufemismo de moda, copago), educación de pago, servicios sociales de pago y un largo etcétera. El pago de estos servicios hará que nuestros sueldos se estiren menos, haya menos consumo. Es decir es una inflación encubierta. Lo que significa una reducción de la producción y más paro, más recesión, más crisis, rescates al estado, intervención, …

En resumen, es una medida equivocada. Yo quiero una banca pública ya, pero una donde yo pueda ingresar mi dinero y pedir prestamos sin tener remordimientos de estar financiando guerras, blanqueando dinero de trata de blancas y tráfico de armas, sin temor a que la avaricia de los directivos haga que tomen decisiones muy arriesgadas que nos lleven a la situación en la que estamos ahora. Es decir una banca pública útil de verdad, porque esto es una escusa para que unos ludópatas que han perdido todo el dinero (que no es suyo) en apuestas a ciegas vuelvan a tener dinero (que tampoco es suyo) para seguir con su juego sin sentido.

Para terminar os dejo un enlace con una pagina para firmar en contra de la creación de un “banco malo”. A firmar toca:

Firma contra la creación de un “banco malo”

Anuncios

Written by Paco Andrés

18 diciembre 2011 a 21:38

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gracias, Paco. Totalmente de acuerdo.

    Miguel

    19 diciembre 2011 at 10:32

  2. Es curioso… Rajoy despotricaba de los rescates. Esto es exactamente lo mismo, si no peor. Empezamos a estar bastante hartos de este socialismo para los ricos…

    javirl

    19 diciembre 2011 at 12:34

  3. Ahora se rumorea que Botín no quiere que el banco malo salga “aún”… sino que espera que caigan unos pocos bancos más, comprarlos a precio de miseria, antes del rescate general del Estado. ¿Alguien sabe algo?

    Javier

    29 diciembre 2011 at 15:29

    • Pues si que lo había leído pero no le di mayor importancia, pensé que era algo demagógico.
      Claro que desde el nuevo punto de vista que me ofreces las cosas se ven de otro color: negro más oscuro.

      Paco Andrés

      29 diciembre 2011 at 17:21


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: